www.mexicoindustrial.net
B&R News

Una nueva era de la productividad

Las plantas y la maquinaria actuales ocupan mucho espacio. Pero solo una pequeña parte de su tamaño contribuye al proceso de producción en sí.

Una nueva era de la productividad

Autor: Stefan Hensel, editor de comunicaciones corporativas

Se dedica mucho más espacio en la planta a transportar productos de un lugar a otro. Ha llegado el momento de liberarse de las limitaciones del transporte unidimensional de productos y preparar el terreno para una nueva era de la productividad.

Cintas o bandas transportadoras, mesas giratorias... existen muchas formas de trasladar los productos de una estación de procesamiento a otra. Pero todas ellas tienen algo en común: no contribuyen al proceso de producción en sí. De hecho, todo lo contrario: ocupan una valiosa superficie útil y reducen el rendimiento general por metro cuadrado.

"Para los fabricantes de maquinaria y equipos, el transporte de productos es simplemente un mal necesario", afirma sin rodeos Dario Rovelli, experto en mecatrónica de B&R. Además de todo el espacio que ocupan, los sistemas convencionales de transporte de productos tienen un segundo y costoso inconveniente: hacen que la máquina sea poco flexible.

Henry Ford implantó un gran avance en la producción industrial a gran escala mediante las cintas transportadoras y los estrictos ciclos de producción. Pero lo que en aquel momento elevó la productividad a nuevas cotas, ahora la lastra. Explica Rovelli: "Para satisfacer las demandas de lotes más pequeños, ciclos de vida más cortos y una personalización cada vez mayor, debemos eliminar los grilletes de la producción rígidamente secuencial".


Una nueva era de la productividad
"Ha llegado el momento de liberarse de las limitaciones del transporte unidimensional de productos y preparar el terreno para una nueva era de la productividad", afirma Dario Rovelli, director de gestión de productos del departamento de sistemas de movimiento y mecatrónica de B&R.

Mayor flexibilidad con los sistemas de pistas

En los últimos años, las nuevas tecnologías han flexibilizado mucho la producción, especialmente los sistemas de pistas como SuperTrak y ACOPOStrak. Permiten mover cada producto de forma independiente y también pueden utilizarse como eje de control de movimiento en las estaciones de procesamiento. Y no solo eso, sino que permiten que los flujos de productos se dividan y fusionen a toda velocidad.

"Los sistemas de pistas han marcado un hito importante", explica Rovelli, "sincronizando procesos asíncronos". En otras palabras: la productividad ya no se rige por la velocidad de la estación de procesamiento más lenta. Al añadir varias instancias de estaciones más lentas, una inversión gradual aporta ganancias exponenciales en productividad.


Una nueva era de la productividad
La disolución del modelo tradicional de transporte lineal de productos crea un espacio de producción multidimensional.

Personalización a gran escala


"Los sistemas de pistas permiten realizar, por primera vez, una personalización a gran escala de forma económicamente sostenible", afirma Rovelli. Siempre que haya una secuencia clara de pasos de procesamiento que deban adaptarse dinámicamente a cada producto, un sistema de pistas ofrece la flexibilidad necesaria. No obstante, existen otras aplicaciones en las que la propia secuencia de pasos cambia constantemente. Estas aplicaciones exigen una libertad total en el flujo de producción.

"Los visionarios de la fabricación han tenido un sueño durante muchos años", comenta Rovelli. "Sueñan con disolver por completo el modelo lineal de transporte de productos y crear un espacio de fabricación multidimensional en el que cada producto se mueva de forma independiente de una estación a otra sin estar atado a un flujo de producción rígido y secuencial".


Una nueva era de la productividad
La tecnología de levitación magnética permite mover y manipular productos con seis grados de libertad.

Sin contacto, sin ruido, preciso

Lo que durante mucho tiempo parecía una ilusión ahora se está haciendo realidad, gracias a la moderna tecnología de levitación magnética. Como si estuvieran guiadas por una mano invisible, las lanzaderas se deslizan libremente sobre una superficie, acelerando y maniobrando hábilmente en todas las direcciones. "Desde la primera vez que vi esta tecnología en acción, quedé completamente fascinado", comenta Rovelli. "No hay ningún contacto ni ruido, y es extremadamente precisa. Me di cuenta inmediatamente del profundo impacto que tendría en la conformación del mundo de la fabricación en los años venideros. Y ahora, la levitación magnética ha avanzado hasta el punto de que puede ofrecer importantes ventajas en aplicaciones industriales".


Una nueva era de la productividad
Una lanzadera ACOPOS 6D que transporte una pieza de trabajo podría seguir una trayectoria CNC, por ejemplo, lo que permite montar la herramienta de procesamiento de forma rígida.

El futuro de la fabricación

Esta misma visión llevó a B&R a integrar totalmente la tecnología de levitación magnética en su sistema de automatización. ACOPOS 6D supone ahora una transición de una producción estrictamente lineal a un espacio abierto de fabricación adaptativa. "Estamos hablando, ni más menos, que de una revolución en la forma de fabricar, montar y envasar los productos", afirma Rovelli.

En las conversaciones acerca de la Industria 4.0 y el internet industrial de las cosas ha surgido una y otra vez el concepto de los productos siguiendo su propio camino a través del proceso de producción. "A menudo se ha descartado como una quimera", comenta Rovelli, "pero ahora disponemos de la tecnología para convertir la visión en realidad". Con ACOPOS 6D, una máquina puede fabricar simultáneamente diferentes variantes de productos o incluso productos totalmente diferentes. Cada producto sigue su propio camino hacia las estaciones que realmente necesita. "Estamos asistiendo al nacimiento de la producción de enjambre".

www.br-automation.com

 

  Solicite más información…

LinkedIn
Pinterest

Únete a los más de 15,000 seguidores de IMP